Noticias

En esta sección podrá conocer todos los eventos y últimas noticias de nuestra concesión. Le mantendremos totalmente informado.

Opel Insignia GSi, la mezcla perfecta

Opel Insignia GSi, la mezcla perfecta

El GSi continua la saga de los deportivos de Opel que tanta popularidad han conseguido entre el público desde el año 1984 con los Manta y Kadett GSi pasando por el Corsa A de 100 CV hasta el Corsa D de 2012.  

Ahora llega el nuevo Opel Insignia GSi, que hará su estreno mundial en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA) del 14 al 24 de septiembre y estará disponible para pedidos en España a mediados de noviembre.

El Insignia GSi es un sedán que prima su faceta deportiva sobre la familiar, sin dejar de ser un coche cómodo y versátil. Con grandes tomas de aire cromadas en la parte delantera y un alerón trasero para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero, la imagen del GSi da un paso adelante. Este modelo está diseñado para que el conductor disfrute en todo tipo de carreteras, sin renunciar al espacio y la comodidad. El chasis con su configuración dinámica y nivel de agarre, combinado con la tracción integral, consigue una experiencia de conducción agradable, así como buena seguridad.

El GSi está montado sobre un chasis FlexRide mecatrónico que adapta los amortiguadores, dirección, centralita y acelerador en fracciones de segundo, como también los puntos de cambio de su caja de 8 velocidades, pudiendo el conductor elegir entre tres modos de conducción “Standard”, “Tour” y “Sport”. Su agarre al asfalto lo hace mediante unos discos de 20 pulgadas que alojan unos neumáticos Michelin Pilot Sport S de altas prestaciones, confiriéndole a su tracción integral mediante un reparto vectorial del par la transmisión de potencia.

El nuevo Insignia está propulsado por un  motor turbo de gasolina. El 2.0 litros turbo genera 260 CV con un consumo medio de 8,6 l/100 km. Además, el GSi también ofrecerá un nuevo motor diésel.

Te llamamos
Enviando

(*) Campos obligatorios

(**) Política de privacidad
Te llamamos